Qué es un Dark Room

Los dark rooms han sido vistos como una especie clubs secretos diseñados para organizar orgías. Al principio eran unos cuarto oscuros que se encontraban en las trastiendas de lo bares. Ahora existen numerosas normas para participar en uno. Te lo contamos.

0
246

Qué es un Dark Room

Si alguna vez has escuchado algún comentario sobre una Dark Room en una noche de amigos pero jamás descubriste el misterio oculto detrás de esta palabra clave, no te preocupes, aquí te contamos todo lo que necesitas saber sobre esta sala de juegos eróticos clandestina.

Para empezar la palabra dark room viene del inglés, y significa habitación oscura, por consiguiente, alude a un espacio donde no existe ningún tipo de iluminación y la visibilidad es casi nula.

Visto desde este punto de vista todos sabemos lo que es un cuarto oscuro, muchos de nosotros podríamos imaginar un lugar terrorífico en el cual nadie querría entrar.

Sin embargo, en este caso estamos hablando de otro tipo de habitación de luces apagadas, una para jóvenes adultos, donde no exista ningún tipo de tabú, y donde además se puedan realizar juegos eróticos.

Bajo esta percepción, una dark room es conocida como un tipo de sala secreta situada en espacios públicos de ocio y diversión como por ejemplo discotecas, bares o saunas.

Aunque el origen de este tipo de habitaciones apunta al público homosexual esta es una actividad cada vez más practicada por personas heterosexuales.

El objetivo de este tipo de habitaciones públicas es mantener encuentros sexuales de forma anónima con muchas personas.

Origen de la Dark Room

El origen de las habitaciones oscuras irónicamente es bastante sombrío, no existen datos exactos sobre la aparición de la primera dark room en el mundo.

Sin embargo, muchos sostienen que las primeras salas de encuentros sexuales fueron entre homosexuales y datan del siglo XVIII.

Época donde se fundaron los primeros bares gay en Londres, Inglaterra, estos eran conocidos como Molly Houses.

Este tipo de espacios públicos eran bastante señalados por el resto de la sociedad británica. Por lo que era normal observar arrestos en las noches e incluso homicidios generados por la homofobia de aquel tiempo.

Al igual que el término, la aparición estelar de los dark room tuvo lugar en Estados Unidos, alrededor de los años 60.

Durante esta época los cuartos oscuros también eran llamados back room o habitación trasera en español, un espacio perfectamente oculto en bares.

Desde entonces los dark rooms han sido vistos como una especie clubs secretos diseñados para organizar orgías. Al igual que sucedía hace miles de años en la antigua Sodoma y Gomorra.

Consejos del juego para un dark room

Para ingresar a un dark room se necesita de coraje, pero sobre todo de una mente abierta. Al igual que otra práctica sexual colectiva es fundamental que todos los participantes posean un registro limpio de enfermedades venéreas.

Aunque el concepto original de un cuarto oscuro es bastante simple. Hoy en día se pueden encontrar dark rooms con luces de neón o luces tenues de color rojas o azules.

Pero siempre manteniendo el ambiente sexual oscuro y misterioso donde las personas puedan besarse y tocarse sin verse.

Qué es un Dark Room

Reglas Dark Room o Cuarto Oscuro

Si alguien te ha invitado a formar parte de un dark room o cuarto oscuro y no sabes cómo funciona. Pues veamos a continuación las principales reglas del juego.

  1. Nadie puede entrar en contra de su propia voluntad.
  2. Debes ser mayor de edad, de lo contrario podrías tener problemas penales.
  3. Utilizar preservativos: para formar parte de este juego es vital utilizar protección. En este lugar se pueden encontrar cualquier tipo de enfermedades de transmisión sexual, por lo tanto, el condón es prioritario.
  4. Se prohíbe el uso del teléfono o cualquier otro dispositivo con linterna: si no quieres tener problemas dentro del cuarto oscuro será mejor que dejes el teléfono en un lugar seguro. Recuerda que la idea de la oscuridad es para mantener el anonimato y confianza de todos.
  5. No está permitido grabar: del mismo modo que se prohíbe encender cualquier tipo de luz. No se puede grabar cualquier documento audiovisual dentro de la habitación.
  6. Se aconseja no fumar: la mayoría de los dark room son pequeños. El humo del tabaco o cualquier otra droga podría acabar asfixiando a todos en cuestión de minutos.
  7. Esta prohíbo ingresar con armas u objetos peligrosos.
  8. Solo puedes tener sexo con el consentimiento de la otra persona: en caso de que alguien no acepte tu propuesta siempre habrá otro al lado a quien preguntar. No es conveniente insistir, recuerda que es una actividad voluntaria donde todos buscan divertirse.
  9. Todos deben formar parte: cualquier participante que esté espiando o divagando será expulsado de inmediato.
  10. Evitar llamar la atencion: dentro del dark room no se puede gritar, incluso si llegas a tener un orgasmo debes ser prudente.
Quizás te interesa  Descubre 20 años después donde aparcó el coche

El anonimato es la norma por defecto, de allí que todo sea con las luces apagadas. Por lo tanto se recomienda no preguntar el nombre de la persona con la cual estas, ni mucho menos el número telefónico.

¿Por qué con las luces apagadas?

Si ya entiendes como funciona una dark room pero te niegas a aceptar la falta de iluminación entonces es momento de que la ciencia te dé una respuesta.

Al igual que los delfines, los seres humanos somos una especie que practica sexo por placer y no únicamente como mecanismo de proliferación.

Es decir, lo disfrutamos y siempre buscamos la manera de que sea diferente e interesante, esto significa que experimentamos miles de sensaciones sobre nuestro cuerpo. Precisamente este último aspecto es el que marca una gran diferencia sobre el placer sexual; la desnudez es un factor clave

durante el sexo, por lo tanto muchas personas prefieren practicar esta actividad en la oscuridad.

Según estudios realizados sobre más de 30 mujeres y hombres en la Universidad de Lisboa. Tener relaciones sexuales con la luz encendida hacia más incómodo el acto.

Esto, debido a que la mayoría de ellos afirmaba sentir complejos sobre su cuerpo. Impidiendo cualquier tipo de acercamiento o coqueteo por vergüenza o miedo a ser rechazados.

Algo que no sucedía cuando las luces de la habitación estaban apagadas. En este caso, las personas se sentían más seguras e incluso afirmaban sentir más placer.

En definitiva la luz es un ingrediente que marca una gran diferencia dentro de las relaciones sexuales. Sobre todo si estas involucran a más de dos personas en una sola habitación.

Si te gustó el artículo comparte en tus redes sociales